Visita Viñales, Cuba

El paisaje del Valle de Viñales está declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO y es una tranquila región rural del oeste de Cuba donde impresionantes mogotes de piedra caliza protegen de forma impasible las ricas plantaciones de tabaco.

Los mogotes son afloramientos de piedra caliza que se elevan casi verticalmente desde el terreno llano. Este pintoresco valle es popular para practicar senderismo, explorar las cuevas o simplemente relajarse y disfrutar de los alrededores.

También es donde se elabora el mejor tabaco negro del mundo para hacer los mejores puros.

Si quieres saber cuál es la mejor época para visitar Viñales sigue este enlace.

Visita Varadero, Cuba

Varadero es el principal enclave de vacaciones de Cuba, con una de las playas más largas del Caribe.

Más de 20 kilómetros de fina arena blanca e inmaculada se extienden a lo largo de la Península de Hicacos, bordeada por decenas de grandes resorts y hoteles.

Es fácilmente accesible por carretera desde La Habana y tiene su propio aeropuerto internacional, de ahí su popularidad en el mercado de los viajes combinados. La sublime playa de Varadero ha estado atrayendo visitantes desde los años 30 y el crecimiento a gran escala continúa hoy en día.

Visita la ciudad de Trinidad, Cuba

Visitar la hermosa ciudad de Trinidad es una experiencia inolvidable.

Historia

La ciudad fue fundada en 1514 por el conquistador español Diego Velásquez y se convirtió en un importante centro de comercio de azúcar y esclavos durante casi 200 años. La riqueza generada por los terratenientes durante el oscuro pasado de esta región se refleja en el tesoro de la arquitectura colonial encontrado en el centro colonial de Trinidad, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988.

Un largo período de aislamiento desde 1850 hasta la década de 1950 ha protegido a la ciudad de la construcción, dejando el diseño original en gran parte inalterado.

En todo el centro colonial se pueden ver extensos trabajos de restauración que continúan en la actualidad hasta los más mínimos detalles, como el alumbrado público y las barandillas encaladas que rodean la plaza principal.

Santiago de Cuba

Situada en una hermosa bahía rodeada por las impresionantes montañas de la Sierra Maestra, Santiago de Cuba es una ciudad vibrante y culta que fue la capital de Cuba ,sólo superada por La Habana en tamaño, y que compite con la capital en muchos aspectos.

A lo largo de la historia de Cuba, Santiago enriqueció el germen de la revolución que luego se extendió hacia el oeste hasta La Habana.

Musica

Las raíces de la ciudad son predominantemente afrocaribeñas, pero hoy en día es un verdadero crisol cultural y un sueño para los amantes de la música. En julio, la ciudad se convierte en una fiesta callejera llena de ron, una explosión de color, tambores y bailes.

Senderismo

El puesto de mando original de Fidel Castro se encuentra en las hermosas montañas de la Sierra Maestra, junto con excelentes senderos y el pico más alto de Cuba, el Pico Turquino.

La Habana Cuba

Las calles de La Habana están llenas de innumerables coches antiguos que no contienen publicidad, aparte de anuncios de incitación política, lo que da a la capital cubana un maravilloso aire de nostalgia.

Las guerras y la revolución han causado muy poco impacto en su patrimonio, lo que la convierte en una de las mejores ciudades coloniales españolas de América.

Visitando La Habana

Muchos de los magníficos edificios de la ciudad se han convertido en museos, como el Museo de la Revolución, ubicado en el antiguo Palacio Presidencial. Combinando todo esto con la música vibrante, la escena artística y los habaneros ingeniosos, extrovertidos y enigmáticos, es fácil ver por qué la gente regresa una y otra vez a esta ciudad intensamente romántica, hermosa y embriagadora.

Historia

La Habana fue fundada originalmente en 1519 y prosperó a partir de la conquista española de México y Perú, como punto de desembarco de los tesoros saqueados con destino a España. Rápidamente se convirtió en el puerto más importante de la región y su riqueza construida a partir del comercio de azúcar, ron, tabaco y café se refleja maravillosamente en su magnífica arquitectura, plazas y monumentos.

Lugares de interés

Es un lugar fabuloso para pasear por las calles, sentarse en restaurantes y cafeterías al aire libre, empapándose de la atmósfera. Los museos son excelentes, pero vale la pena tomarse un tiempo para visitar algunas de las antiguas tiendas de Hemingway, una fábrica de cigarros y los mercados de artesanía.

Guardalavaca, Cuba

Ubicado en un llamativo tramo de costa con bahías de forma pintoresca de herradura y playas de ensueño, Guardalavaca y sus alrededores, en el este de Cuba, son alternativas populares a Varadero.

Las playas y los centros turísticos son de fácil acceso por carretera desde Holguín y Santiago de Cuba.

Hay una serie de complejos turísticos con todo incluido que ofrecen una amplia gama de servicios, situados en tres kilómetros de hermosa playa.

A pesar del creciente número de visitantes y la ausencia de hoteles con carácter, Guardalavaca sigue siendo un lugar idílico tropical, mucho más tranquilo que Varadero y con excelentes e inmaculados arrecifes frente a la costa, es la mejor opción para la práctica del buceo y el snorkel.

En el oeste, Playa Esmeralda ofrece una ubicación mucho más tranquila y pintoresca, con resorts más nuevos y de mejor calidad.

Visita Baracoa, Cuba

En la parte este de Cuba, la tranquila Baracoa fue el lugar de desembarco de Cristóbal Colón en 1492, el primer asentamiento de Cuba y la capital original.

Baracoa, Cuba

En la punta del este de Cuba, la soñolienta Baracoa fue el lugar de desembarco de Cristóbal Colón en 1492, el primer asentamiento de Cuba y la capital original.

Al igual que Santiago de Cuba, Baracoa tiene más influencia francesa, debido a los colonos de Haití, y disfruta de una atmósfera tropical sin igual en Cuba, con bosques ricos y verdes, cocoteros y plantaciones de cítricos en cada lado.

Como llegar a Baracoa

Baracoa es remota, pero se puede llegar a ella desde Santiago de Cuba en un pintoresco viaje de cinco horas. Llegar por carretera resulta especialmente emocionante al descender de las montañas por una serie de curvas, con hermosas vistas sobre el exuberante paisaje y el centelleante Atlántico.

Los hoteles son sencillos pero son perfectos para disfrutar del encanto colonial de la ciudad, o para caminar entre las montañas que la rodean.