A donde viajar en julio

Es el comienzo de las vacaciones de verano! En toda Europa, el buen tiempo es un incentivo para disfrutar del mar. En el Océano Índico, el clima también es muy agradable para unas vacaciones para dos, en familia o con amigos. En cambio, las oportunidades son mucho más limitadas en el Caribe, Asia y las Américas. En cualquier caso, si todavía está buscando un destino al que ir en julio, descubra nuestra selección.

¿Dónde ir en julio para disfrutar del sol y descansar en la playa?

El sol, el calor, la temperatura… todo indica que es hora de hacer las maletas para una estancia junto al mar. No hay que ir muy lejos para disfrutar del sol y de la playa! El sur y el oeste de Francia ofrecen excelentes destinos costeros donde se puede combinar el descanso, la natación y las visitas culturales. Uno piensa, por ejemplo, en Biarritz, donde la costa vasca ofrece kilómetros de playas vírgenes que combinan encanto y tranquilidad. El clima también es favorable en Niza, La Rochelle y en la isla de Ré.

En la cuenca mediterránea, las temperaturas están aumentando y el calor puede llegar a ser insoportable para algunas personas. Pero las condiciones son ideales para disfrutar del mar mientras que, por supuesto, hay que asegurarse de utilizar un protector solar con un alto factor de protección. En España, puedes relajarte en la playa de Barcelona o alojarte en uno de los encantadores resorts de la Costa del Sol en Andalucía. Con su clima ideal y la brisa marina que refresca el ambiente, las Islas Baleares son también un destino ideal para unas vacaciones junto al mar. La playa de Ses Illetes en Formentera es uno de los lugares más bellos del archipiélago. En las Islas Canarias, la gente también disfruta relajándose en la costa, lejos del ajetreo del continente. Tenerife, La Gomera, Gran Canaria, Fuerteventura…. cada isla es un viaje en sí misma y una invitación al ocio.

Si prefieres ir a Italia, encontrarás verdaderos rincones del paraíso en Sicilia. Al otro lado del mar, Croacia ofrece un paisaje impresionante entre tierra y mar en sus islas, como Brac, Hvar y Korcula. Las condiciones climáticas también son ideales en Grecia, donde sus islas bañadas por el sol satisfarán su deseo de escapar. Para una estancia centrada en los placeres del mar, la isla de Mykonos, Creta y Samos ofrece espléndidas calas y bahías. En esta búsqueda de un pequeño paraíso al sol, también encontrará la felicidad en Djerba en Túnez, Punta Cana en la República Dominicana, Isla Reunión, Seychelles y Mauricio.

Turismo y cultura en julio: ¿a dónde ir?

¿Adónde ir en julio para pasar un fin de semana o una larga estancia cultural? La oferta es muy amplia sólo en Europa. De hecho, es uno de los períodos más agradables del hemisferio norte. Si en la cuenca mediterránea (Provenza-Alpes-Costa Azul, España, Italia, Croacia, Grecia), es posible combinar una estancia junto al mar con visitas turísticas, los que buscan un destino más original aprovecharán el calor del verano para ir un poco más al norte. En países escandinavos como Noruega, Suecia y Dinamarca, las temperaturas son especialmente suaves, perfectas para descubrir algunas de las capitales más bellas de Europa, como Copenhague y Estocolmo.

En julio, varios países conviven con numerosos festivales culturales o musicales. Este es el caso de Alemania, donde la estancia no se limitará únicamente a festivales de rock y otras actividades. Visite Berlín, Baviera o Munich. Al otro lado del Canal de la Mancha, el clima es perfecto en Londres, pero para los amantes de Inglaterra, el clima es perfecto para una breve escapada a Guernsey, donde les espera un gran número de atracciones: museos, exuberantes jardines, lugares históricos y ecológicos, etc. En Bélgica, nos centraremos principalmente en las ciudades que ofrecen un clima favorable, como Brujas, Lieja y Ostende.

Los que tienen sed de descubrimientos y quieren un nuevo enfoque cultural para sus vacaciones de verano preferirán países que todavía son poco conocidos por el público en general, como Bulgaria. Misterioso, enigmático, este país de Europa del Este contiene, sin embargo, verdaderos tesoros, incluida la ciudad de Varna, conocida como la Perla del Mar Negro. Bielorrusia también tiene algunas sorpresas en sus principales destinos, como Minsk, donde no puede perderse el Museo Popular de Dudutki.

Vacaciones en la naturaleza y senderismo en julio

Es una excelente estación para caminar, siempre y cuando se elija un destino donde el calor no sea sofocante. A pie, a caballo o en bicicleta, Bretaña se puede descubrir de diferentes maneras. Además, hay caminatas accesibles a las familias y a las personas con movilidad reducida. Otras regiones ofrecen muy buenas condiciones climáticas para aquellos que quieren tomarse el tiempo de admirar los paisajes. Este es el caso de las islas griegas, donde el clima mediterráneo templado es ideal para el senderismo y los paseos en burro. Usted puede elegir entre la isla de Corfú, Creta con el famoso desfiladero de Samaria, y la isla de Naxos.

El Magreb es también un lugar favorito para los aventureros de corazón. Vaya en 4×4 al desierto tunecino, monte en camello para descubrir las pirámides de Egipto o haga senderismo en Marruecos. No siempre pensamos en ello, pero Canadá es otro paraíso para los excursionistas gracias a su naturaleza preservada y a su terreno muy variado. De hecho, tiene el sendero más largo del mundo: el Trans Canada Trail. El clima es favorable en todo el país, excepto en el Resolute. También es un buen momento para viajar a los Estados Unidos. El Sendero de los Apalaches, el Parque Nacional de Yosemite y el Parque Nacional de Bryce Canyon son lugares para descubrir durante una caminata en el país.

El Océano Índico entra en el invierno austral. El sol brilla, las temperaturas son suaves… todas las condiciones están ahí para disfrutar de una estancia deportiva enfocada al senderismo en la Isla de la Reunión y Madagascar. Mauricio también ofrece magníficos paisajes y panoramas que se pueden descubrir fácilmente durante una larga caminata: las 7 cascadas, el Parque del Río Negro, etc. Y para los que quieran sorprenderse, vayan a Kenia donde el safari y la caminata pueden terminar con un día de relax en Mombasa, junto al mar.

¿Dónde pasar unas vacaciones deportivas en julio?

¿Busca unas vacaciones activas bajo el sol, pero no sabe adónde ir en julio? Si te gusta la aventura, elige destinos lejanos como Kenia, que ofrece una larga lista de actividades en esta época del año: paracaidismo, parapente en el Valle del Rift, bungee jumping, escalada de montaña, golf, submarinismo, kitesurf, safaris a pie o en bicicleta…. Emoción garantizada! También en África, se puede practicar el alpinismo y la pesca deportiva en Madagascar, el barranquismo y el ciclismo de montaña en la Isla de la Reunión, o el submarinismo en Tanzania. Otros países africanos que disfrutan de un clima favorable en julio son Sudáfrica, Namibia y Mozambique.

Europa ofrece muchas oportunidades. En Madeira, los placeres de la playa son innegables, con el buceo, el surf y el bodyboard. Los entusiastas del buceo y de los deportes acuáticos también se sentirán cautivados por la calidad de las aguas de la isla de Milos en Grecia, las Azores, las Islas Baleares y las Islas Canarias. En Croacia, la temperatura del agua te anima a pasar hermosos días en la playa para disfrutar de una variedad de actividades acuáticas. Y para aquellos que prefieren los deportes terrestres, el Parque Paklenica ofrece muchos sitios de escalada.

¿Adónde Viajar en familia en julio?

Las vacaciones familiares en julio son el momento de relajarse para los niños, y sobre todo para divertirse. Desde este punto de vista, es aconsejable favorecer los destinos costeros, como el Algarve en Portugal, Cataluña o Andalucía en España, o una de las muchas islas griegas. ¿Qué tienen en común? Encontrará magníficas playas familiares donde los niños pueden nadar con seguridad. Las Islas Baleares son también uno de los destinos más bellos para una escapada familiar, especialmente Mallorca, que cuenta con zoológicos, acuarios y parques temáticos además de sus innumerables playas idílicas. Otro destino familiar por excelencia, las Islas Canarias tienen mucho que ofrecer a las familias que buscan un cambio de escenario. Meharee, paseos en barco, parques acuáticos, encuentros con animales exóticos… la lista es larga, y los niños a menudo se benefician de un descuento en la entrada de los sitios.

Para algunos, un viaje familiar en julio es una oportunidad para experimentar algo nuevo. En este caso, es mejor elegir un destino lejano y poco conocido, como Madagascar, donde la estancia irá acompañada de aventura y descubrimiento. Visitar parques nacionales que albergan un gran número de especies de camaleones y lémures sin duda atraerá tanto a los jóvenes como a los mayores. Y si está planeando su primer viaje a Asia, elija ciudades grandes con un clima ideal, como Pekín o Tokio.

Aquellos que prefieran pasar más fines de semana encontrarán su felicidad por toda Europa. ¿Por qué no hacer un recorrido por las más bellas capitales europeas? Esta es una gran oportunidad para introducir a los niños a la historia y la cultura. Londres, Roma, Cracovia, Ámsterdam, Dublín y Lisboa te transportarán en el tiempo a su manera. En Francia, incluso para una estancia corta, Puy du Fou, Futuroscope, Parc Astérix y Disneyland Paris siguen siendo valores seguros, sobre todo porque el clima es favorable en julio.